Páginas

domingo, 3 de diciembre de 2017

Se dice de mi...

*Dicen que he sido hipocondríaca. Juraría por todos los diablos menores y mayores que nunca he fingido nada. Quejidos, lamentos, ayes de dolor son genuinos. Si no me creen es problema suyo no mío. *Dicen de mi lo cierto. Soy enojona. Lo acepto ¿Qué con eso? Tanto recalqué en ello que se hizo verdad. Yo me lo creí. Lo creo. *Tengo un corazón rodeado de espinas. No vaya a ser que quiera algún loco entrar en él y luego qué hago. *Soy inteligente, divina, bella. Tengo una mata de pelo envidiada (por nadie). Tengo tres amores platónicos y un inmortal firmado de puño y letra. *Se dice de mi que mi caparazón es muy duro. Nada que ver. La sinceridad es la llave. *Dicen de mi que soy rara. Ash nomás porque detesto las fiestas, la alegría. Los tumultos. Me ahoga la gente. Rara como una flor en el desierto. *Me gusta la comida chatarra. El tequila con sal, limón y pegadito a mi costado un Barry enamorado. Siempre he querido ser incluida en alguna charla de hombres. En la que tanto ríen y se dan palmaditas y son felices genuinos pero cuando logro acercarme callan todos a la espera de saber qué hago ahí entre tanto ser masculino. Cuando veo que el silencio permea doy la vuelta y me voy. ¿Y ellos? Ah pues comienzan de nuevo con sus risas. Blah no importa al fin que ni me interesa saber de qué hablaban. *Dicen de mi que soy extraña. Los grupos de mujeres no me llaman la atención por simple hecho de no saber qué decir. Trabajadoras, solteras, exitosas. ¿Dónde quepo? ¿De qué hablo? ¿Del precio de los chiles? Pos no. En el mundo actual las antiguas amas de casa cien por ciento genuinas son especie en extinción. No comprendo como alguien pueda estar muy feliz metidita en su casa esperando al marido y los hijos. ¡Ya vine vieja! ¡Ya me voy vieja! *Me construí un vestido de "nadie me quiere" para ahuyentar a los depredadores de sentimientos femeninos. Ser lastimada del alma duele como uña enterrada en el dedo gordo del pie derecho. *Dicen que soy extraña porque "platico" con gente detrás del monitor. Y si. Todo lo virtual tiene un toque de locura. Rarezas habituales en un mundo de tecnología. *Convivo con chihuahuas, tres loros, un gato y mi familia. Todos vivimos una locura demencial -¿Hay otra?- juntos pero no revueltos. Cada uno en su casa y "Dios en la de todos". A estas alturas Dios debe estar loco, sordo o muerto. *Dicen que no soy la única que sufre. Claro que no ¿Se imaginan si todos fuésemos felices? El cielo sería la sucursal del infierno. *Dice el señor vendedor de artilugios para brujas que tengo actitud. Salgo a la calle sin ayuda, sonrío , escribo. En fin que el pp no me vence como a su hermana. Enferma de algo parecido al pp. Siempre deprimida y triste. No sale de su casa. Él no se casó por cuidarla. Eso es muy feo señores. Destrozar la vida de otros por no saber como actuar ante algo tan nefasto como una enfermedad neurodegenerativa. *Dicen que soy paranoica. A las pruebas me remito. Los posts lo confirman. Las miles de voces hablan por mi. *Y ya, es todo. Ustedes no están para saberlo, mi pecho no es bodega por eso lo cuento. Además es domingo. Los domingos uno puede darse el lujo de perder un poco de tiempo leyendo mafufadas. Salebai me voy a cumplir mis deberes de ama de casa dendenantes. Chaíto. Salebai.

24 comentarios:

  1. Sonrío.

    Me hiciste recordar esta canción que miles de veces colgué en mi blog...

    https://www.youtube.com/watch?v=jeWmzhcxqK4

    De todo dirán...

    Tú a lo tuyo... y cada uno a lo suyo, y mira que les cuesta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tú, por encima de todas las cosas, eres escritora. Lo malo que nadie de los que pagan por ello se haya dado cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Muchos dicen muchas cosas, pocos, sino nadie, conoce la verdad.

    Saludos y Fuerza!

    J.

    ResponderEliminar
  4. Dios se fugó.
    Está en busca y captura.
    No me extraña.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Da igual, Malquerida. Los hombres, en grupo, no hablamos nada del otro mundo. La conversaciones más interesantes las he tenido conmigo mismo, creo que con eso te lo digo todo.

    ResponderEliminar
  6. Como me deleito leyendo te, deberías de ser superfamosa escritora, conocida de todo el mundo, inmensamente rica, en plata, porque en todo lo demás ya lo eres, dejemos en un aparte la salud, un pequeño detalle para que no nos joda el guión... :)
    Besos y salud
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Me gustan tus mafufadas de los domingos.
    Dicen, dicen, dicen...lo que importa es lo que tú eres y siente, y ríase el mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. pues mira,ama de casa o exitosa señora trabajando fuera,o loca de remate, o depresiva, o superficial... que se diga lo que se diga, quién sabe nada?
    Qué identificada me he sentido leyéndote.

    ResponderEliminar
  9. Eres muchísimas más cosas aparte de ama de casa: entre otras una mujer sensible pero un montón de cosas más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta como eres, lo que escribes, lo que cuentas.
    Besos 🌷🌼

    ResponderEliminar
  11. Pues que digan lo que quieran, tú seguirás siendo tú.
    Tus 'mafufadas' tienen mucho sentido.

    Un beso grande, querida Malque.
    Salebai.
    :)

    ResponderEliminar
  12. los que "dicen" algo de ti son voces maledicentes que siempre se andan equivocando.

    besos.

    ResponderEliminar
  13. Ser uno mismo y no lo que quieras los demás. Un abrazo grandote

    ResponderEliminar

  14. Tocada y hundida... me dejaste (es una metáfora, eh...).

    Qué sabe nadie, Malque... qué sabe naide...

    Un beso y un cálido achuchón.

    ResponderEliminar
  15. Yo acusaba a mi suegra de ser hipocondríaca, con el tiempo todos acusamos este problema.

    ResponderEliminar
  16. La gente siempre habla y seguirá hablando Malke. Se dice de mi cantaba la tanguera Tita Merello por los años 40. Luchadora incansable que se hizo sola y a los tumbos. Vos sos Grande y única. Por suerte dirían ahí no? jajajaj Te quiero

    ResponderEliminar
  17. A mi me gustas así eres ¡lo más!abrazo.
    P.D. dime no sabes porque no se puede comentar en el blog de Toro?

    ResponderEliminar
  18. Hola flor de María. Lo más importante es que eres libres para actuar.
    Y lo que digan lo demás de un@ no debe de importar. Lo más importante es que tú seas la dueña de tu alma y de tus decisiones.
    Abrazos fuertes

    ResponderEliminar
  19. Me identifico con bastante de lo que cuentas.
    No se puede contentar a todos. Ni se debe.
    Dicen, dicen...pues que digan!
    Besos, Malque.

    ResponderEliminar
  20. Tal vez no te hayas dado cuenta te ubico desde niño y ahora de grande empecé a conocerte, sé de tu fortaleza, admiro tu valor y te leo siempre que puedo! Me es importante leerte, eso me demuestra dos cosas: la felicidad es subjetiva y el miedo es optativo , Gracias por escribir

    ResponderEliminar
  21. ¿Y al final, quién sabe algo de la vida?

    ResponderEliminar
  22. Por favor, no cambies, Malke. Te quiero así como eres.

    ResponderEliminar
  23. Se dice de ti que eres hermosa, bonachona y excelente abuela. Que vives al máximo y no te auto compadeces . Que escribes mejor que muchos que se dicen escritores. Que haces reír y llorar en un solo escrito. Y que ser así es lo que te hace única. Un abrazo grande.salebai

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje