Páginas

sábado, 30 de julio de 2011

Soluciones reales para desaparecer el insomnio







Leo por tercera vez Cien años de soledad, voy anotando los nombres para hacer el árbol genealógico pero me hago líos con tantos Aurelianos, Arcadios, y Úrsulas.
Leo Los Amos de México, me pregunto cómo tanta riqueza está reunida en tan pocas manos. Me aburre y lo dejo de lado, tanta riqueza y poder me abruma. Tengo rencores que no olvido acerca de eso.
Leo La Biblia, me pregunto por qué dios maldijo a la higuera. Pero no debo preguntar, cuando lo hago soy inoportuna y me miran feo. Dejé de hablar de religión, a nadie le gusta que cuestionen sus creencias, tienen razón a mi no me gusta que lo hagan porque mis creencias se revuelven con mis frustraciones.
Leo Anónimo, me asusta pensar que un día pueda asistir a mi propio funeral. Sería extraño ver que la familia llore y uno no pueda consolarlos.
Veo por primera vez en mi vida El Padrino, me pregunto como es que estuve tanto tiempo viendo una película tan larga.

Oigo mil veces a Leonard Cohen, quizá debo cambiar de melodías en el aparatejo. ¨Baila conmigo hasta el fin del amor¨, con los ojos cerrados trato de concentrarme en el sueño pero no me deja el frío en mis pies.

Leo... oigo... miro... sueño... el insomnio persiste y esta soledad me está matando.

Afuera ya no llueve, las voces de los niños jugando en la calle se han dormido. El perro blanco lanudo, vagabundo por las calles vacías no ladra, puede ser que él si haya podido dormir después de tanto luchar con la gente que lo corre de cualquier lado sin darle ni un trocito de pan que es lo que busca, alimento que no ha probado desde hace mucho. Lo supe cuando le di una salchicha y la devoró casi sin masticar.

El refrigerador al arrancar es el único ruido que se oye en casa. Mis dedos ya no tiemblan, en reposo los mantengo para que no me distraigan con el choque entre ellos.

Quiero dormir así como cuando limpié toda mi casa para que el sueño me venciera. Cargo aún los cansancios   que encontré en los baúles de mis hijos. Tenían tanto sin sacudir que los grillos habían hecho su casa en ellos. Las polillas terminaron con una carta con faltas de ortografía de una niña pequeña.

Leo para alimentar mi alma y concentrar mi espíritu en algo que me haga cerrar los ojos. Imagino que Aureliano Buendía se casa con Martha y Rubén se encuentra a dios para reclamarle que lo haya dejado asistir a su funeral. Los pescaditos de oro forman un collar que no se queda quieto en mi cuello. Carlos Slim saca de la pobreza a Macondo haciendo que sus habitantes vivan de rascarse la panza. Cohen en el clímax de mi desasosiego canta Allellujah y ... mis ojos siguen abiertos. 

Quiero dormir, mi alma cabalga entre hábitos mal habidos, silencios extremos, tazas de café sin terminar. Un trozo de bolillo duro acompaña mi plato de noches sin dormir. Hojas de libros con personajes saltando de una historia a otra. Me pregunto si algún día volveré a dormir como dios manda si es que acaso dios algún día mandó a dormir. Así decía mi madre, duerme como dios manda, ¿Cómo manda dios que duerma?
















Muero por dormir.

viernes, 29 de julio de 2011

Hormiguita y Hormiguito








¿Te gusto? preguntó Hormiguita a Hormiguito que atento tarareaba una canción de léxico arrabalero.

-Que preguntas haces- Contestó Hormiguito- eso ya pasó- remató con tono jocoso, sin fijarse que sin decir nada le había dicho todo. Hormigo era un macho y tenía de sensible lo que el sol tiene de frío. Hablaba con sinceridad apabullante cosa que muchas veces lastimó a su amada como ahora en que ella necesitaba una mentira piadosa.
Acomodándose en el sillón favorito, Hormiga se colocó los audífonos disponiéndose a leer un  libro de antologías, cruzando las piernas, señal inequívoca de que estaba molesta.

Una punzada lastimaba su alma. La respuesta de su amado le había traspasado el corazón haciéndole una pequeña herida de donde gota a gota le iban escurriendo hilitos de sangre que en cascada escurrían sobre su pecho formando un lago rosado donde chapoteaban peces con alas transparentes que volaban hacia el cielo formando un algodón de azúcar engulléndolo la luna de tres mordidas.

El líquido cristalino y salado que salía de sus ojos iba a parar a la comisura de los labios haciendo un extraño silbido con el que Hormiguito se dio cuenta que su amada estaba llorando.
Dejó de hacer sus pasos ochenteros, la abrazó, le dio besos de chocolate y caricias de miel pero ella no las aceptó y dejando un halo de vainilla se fue a dormir a su cama hecha de flores de azahar, masticando una hoja de perejil.

Él fue tras ella cantándole ¨Enséñame¨, la canción con la que la había enamorado, pero Hormiguita estaba muy herida, necesitaba oír palabras de aliento después que el espejo le dijera en la mañana que los años habían pasado por ella dejando hondas huellas en su cuerpo. Ya no tenía el pelo negro crespo ni el vientre plano, las piernas fuertes y torneadas se habían perdido en los caminos de una vida dura. Los ojos alegres y vivaces eran un recuerdo de tiempos mejores. Aceptaba el paso del tiempo pero el tiempo era implacable y en ocasiones la hacía llorar.

Hormiguito al fin hombre o mejor dicho hormigo, le había contestado sin cuidar las palabras y ahora pagaba el precio de tal desatino con un desaire de su amada que hecha un ovillo se acurrucaba a su almohada.

Ante tal eventualidad, Hormigo se levantó muy temprano, le preparó el desayuno, la llevó a pasear, le compró dos hermosos regalos que luce deslumbrando a las demás hormigas quienes muertas de envidia la barrían de arriba a abajo haciendo muecas de desprecio. Eso no le importaba a Hormiga, su amado le había dicho entre sueños que era la más bella del mundo y ella le creyó.

Así fue como Hormiguito pagó caro no haberle dicho hermosa a Hormiguita, total no le costaba nada decirle una pequeña mentira. Hormiga sabía lo que el espejo le decía todas las mañanas pero necesitaba que su amado le dijera que era bella aunque la realidad fuera diferente. Una mentira piadosa que no hacía daño a nadie pero que en cambio la haría muy feliz.

¿Por qué los hormigos no saben cuando una hormiga les pregunta una cosa esperando que contesten con música para sus oídos? ¿Es tan difícil eso? ¿Saber cuando hay que decir la verdad y cuando decir una mentirijilla? Hormigos palurdos.














martes, 26 de julio de 2011

Y no me veas con esos ojos porque voy a decir que si











Barry... ¿Nos casamos otra vez?

-¿Estás loca?

Es que me quiero casar otra vez

-Búscate otro porque yo ya no gracias

¿Si?

-No digas tonterías

¿Si?

-Mejor ocupamos el dinero para otra cosa en lugar de darle de comer a una bola de gorrones.

Porfa, ¿Si?

-No.

Gracias, al fin que ni quería, ni que estuvieras tan bueno, al fin que estás panzón y tienes canas y no me gustan tus ojos de regalo y además ni me gustan las fiestas.

-Mejor



Barry...

¿Hacemos una fiesta de aniversario?

-No

Feo



Barry... ¿Vamos de paseo a la playa?

-No

Mmmta madre no quieres nada


Barry... ¿Si?

-No

¿Qué  tal si me muero mañana?

-Pues te entierro

Feo

-Y no me veas con esos ojos porque seguiré diciendo que no

¿Si?

-No

¿Si Barry?

-No

¿Si?

-No

¿No?

-Si

¿Siiiiiiii? ¡Viva! Dijiste que si, ya puedes seguir viendo tu programa gracias, voy a planear todo.

-¿?

















domingo, 24 de julio de 2011

¡Attenzione!









¡Alerta!

¡Alerta!

¡Alerta!

¡Terapeuta a la vista! ¡A sus posiciones!

Barry serás feliz, volverás a verla
Muny, ve pidiendo un día de permiso
Benito y Babo, tranquilos ustedes están bien
Jhon Cruz sigue haciendo lo de siempre, nada y nada y nada para eso eres un pez.
Kiku agárrame la mano

¿Listos?










*Imagen tomada de google

viernes, 22 de julio de 2011

Soliloquio










Hay veces
que la soledad me pesa tanto que quisiera gritar
pero para qué, nadie me escucha. 

Quizás no esté sola
será que hablo quedito
y nadie me oye.









miércoles, 20 de julio de 2011

El madrazo de la cigüeña







¨Tu ibas para reina-ha dicho Barry-pero la cigüeña se dio un madrazo y cuando volaba sobre Lomas de Chapultepec se dio tal golpazo que siguió de largo y te dejó caer en lomas pero en Lo más feo de tu pueblo¨ jajajaja, pinche Barry no me río, (Lomas de Chapultepec es una colonia exclusiva y el pueblito donde nací está cerca).

Me dice eso porque actúo como reina, pero si así me acostumbraron desde pequeña, qué puedo hacer, si la reina de corazones tan chiquita fue reina porqué yo no, además todo está en la actitud... creo.

Todo porque quiero aprender a tocar una melodía para cuando Natalia llegue a casa. Mis deditos chonchos no fueron hechos para danzar sobre las teclas de un piano, lo único que sale de ellos son unas notas sin fuerza y desafinadas. Mis dedos no aprietan bien las teclas, parece que piden clemencia y no las toque más.

Mis manos gorditas fueron hechas para tocar las teclas pero de otra clase, mñeh o para hacer gorditas de masa o tamales pero no para artes finos.

Seguiré intentando, si no sale siempre existirá la voz, que parece que cuando canto suena a que estoy rezando. Al fin que Natalia así me conocerá y le gustarán mis cantos tanto como a mis hijos, aunque mi voz parezca la de un borracho con agruras.

Pinche cigüeña pendeja todo por tu culpa.












lunes, 18 de julio de 2011

¿Y ora?







-Chikis enséñame a manejar la computadora- me dijo Barry anoche. Los calzones se me subieron y bajaron tres veces, los pelos se me pararon, los vellos se me alaciaron y no les digo cuales, empecé a sudar aceite raza, sude y sude. No es que me espante que Barry quiera aprender, lo que me espantó es que me dijera -Quiero entrar a tu blog- ¡Madre mía! Es que si entra a mi blog y lee los comentarios que les hago a mis guapos amiguitos ¡Ups! Ya no voy a poder mandarle besos a... ni coquetearía con...  ni podría ... ni... ni... ni podría decir groserías ni nada, ¡Auch! Y me regañaría si digo algo fuera de lugar como es mi costumbre ¡No mam´s!

No es que me de miedo que entre a mi blog, ¡Me da pavor! y es que como nadie de mi familia me lee pues coqueteo digo me deshinibo más y le entro al relajo pero tranquilo hasta eso soy una santita hermosa.

Pero... ¡Se me prendió el foco!, le enseñé desde que enciendo la computadora pero lo metí antes a otros programas jeje.

Le dije, mira Barry, te vas al botón de inicio, buscas todos los programas, te vas a word y... no no no perdón así no es, olvida todo lo que te dije, va de nuevo.

Te vas al botón de inicio, le puchas en este dibujito ¿Ves? que no se te olvide cual. Después te aparecen estos ocho recuadros, ¿Los ves? No les hagas caso. Te vas a este rengloncito, buscas la lupa, esta ¿La ves? le puchas para que puedas escribir, escribes google, pones la reina del pais bla bla bla, no te quejes si quieres entrar a mi blog eso es lo que hago. Después en google aparece la MaLquEridA, si quieres buscarme pues ya sabes como me llamo ahora que si quieres saber de cantinas que se llaman igual que yo pues ese ya es tu problema.

O para más fácil haz tu blog y tendrás acceso directo al mio jeje.

Bueno mira, lee este post, está un poco largo pero así escribo de mucho. Luego lees los comentarios para que sepas lo que opinan de tu esposita, mira son sesenta pero se leen rápido, No te quejes, quieres leerme ¿no?, aí stá no se queje chillón.

Y si quieres leer otro post pues empiezas desde el inicio, jeje y me dices para decirte cual leer.

Le hice muchas trampas para la búsqueda de mi blog, al final me dijo Ya Chikis, otro día sigo ya me arden los ojos.

Para que se le olvidara esa idea de querer meterse a mi blog le dije como buscar páginas porno y le distraje enseñándole videos graciosos o de chistes y ya no quiso saber más. Le hice muchas trampas y le dije cosas que no eran para que se aburriera y si funcionó jeje.

Fiuuu! Pensé que mis días de coqueta habían terminado, ¡Salvada!












sábado, 16 de julio de 2011

Quizás en este precioso momento pueda ser como tú*






*No encuentro palabras para decirlo y a veces pienso que el pensamiento es un idioma de signos sin sentido...

Pensé que si dejaba de escribir sería la muerte, dejé de hacerlo un tiempo corto y mi vida se volvió un caos, no soporté mucho estar sin escribir. Debo hacerlo, mis dedos me lo piden. Debo escribir o enloqueceré...  debo seguir viva. 

Empecé a ¨hablar¨ menos, quedarme callada hasta que las palabras hincharan tanto mi pecho que debí  escribir como antes... como siempre, pero solo salían palabras sin sentido, No soy yo me dije y me asusté.
Pasó que ya no tenía nada que decir, mis dedos quedaron suspendidos sobre el teclado y me asusté, ya no había más.

No siempre entiendo que sucede conmigo, zarandeándome voy hasta que caigo terriblemente borracho...

Hace tiempo cerraba los ojos atrapando los buenos y malos momentos, construía historias, me sentía bien, había encontrado la sazón de la vida, pero desperté a la normalidad, me di cuenta que el lastre que cargaba quedó en el camino, ya no hay más sobre que llorar, sobre que hablar, sobre que sentir...

Tan solo déjame estar un momento a solas... Tan sólo déjame en paz

Introspección en una noche en que no debí quedarme sola, mañana volveré a sonreír, siempre pasa, unos momentos de introspección de vez en cuando hacen falta para mirar atrás y ver lo que se ha construido, tomar aire y seguir... así siempre pasa, una bocanada de aire y seguir tomados de la mano.

Quizás en este precioso momento pueda ser como tú...


¿Algún día volveré a ser yo? ¿Dónde me perdí? ¿Quién soy ahora?










*Flor venenosa, Enrique Bunbury

miércoles, 13 de julio de 2011

¡Viva yo!







Ayer cuando Nenito me dijo que tenía el record mundial me quedé impactada, la verdad es que uno amanece todos los días queriendo ser mejor, así como yo lo hago cada día que pongo un pie en el suelo frío de mi recámara.

Levantarse cada mañana siendo la más inteligente, la más bella, la más hermosa tiene su trabajo y encima de eso lograr un record mundial tiene mucho mérito, bueno en realidad no sé si mundial dejémoslo en nacional, no nacional tampoco, emmm dejémoslo en local, ¡Señoras y señores! ¡Niños y niñas! ¡Viejitos y viejitas! ¡ Bellas y feas! ¡Guapos y Guapos! ¡Siii! El Nenito me dijo ayer que tenía el record del teclado más sucio del mundo

¡Toing!

Mñeh! ni aguanta nada, me dice eso sólo porque encontró unos huesitos de uva, trocitos de tostada, cachitos de dulce amarillo, pelos de perro, alguno que otro cadáver muerto ya fallecido de una hormiga, pelusas y unas semillas de ajonjolí de las que dijo que si el teclado fuera húmedo ya abrían germinado, con razón mi pobre computadora estaba dando las últimas patadas y ya no me obedecía. 

Lo que pasa que si lo limpio pero así tan exhaustivamente no, soy reina y las reinas no nos ensuciamos las manos haciendo eses menesteres propios de plebeyas, ni sabía que el teclado pudiera guardar tanta información de lo que como y eso que el día que se me cayó tantito arroz con mole lo limpié bien para que no me regañaran. Sé que ya estoy grande para que me regañen pero a veces si lo amerito.

Por eso digo que ser muy inteligente y hermosa tiene sus bemoles, no lo puedo hacer todo yo, ahora tendré más cuidado en no comer cuando esté escribiendo, o si, total si se me descompone le hablo al Nenito y él me ayuda. Ahora me voy, debo desayunar mi changüich y mi cafecito mientras escribo, de los celos de Barry por el Neno ya hablaré después, mientras voy a disfrutar mi logro.












lunes, 11 de julio de 2011

La espiroqueta de la chafaldrana





Cuando vi muy preocupado a Barry porque se le descompuso el carro no sabía ni que decirle, parecía que se le había muerto un familiar o algo porque estaba muy consternado. 

Le ayudé a empujar el coche porque estaba a media calle pero tuve a bien resbalarme con las piedritas que siempre hay en el camino quedando a nada de darme un soberano madrazo que dios guarde la hora. Nada más vi  que la defensa se acercaba a una velocidad vertiginosa a mi cara, metí las manos-cosa rara en mi porque nunca las meto- y me alcancé a detener pero no pude evitar caerme, me dio mucha pena porque me vio La Diabólica-una señora fea feita- Barry corrió a levantarme muy asustado, me sacudió el polvo, me manoseó y me dijo que me metiera, al ver que estaba sabrosa digo sin un rasguño me ayudó a meterme a la casa, eso me pasa por andar de madreardiente.

Ya vi mi hermosa pierna y tiene un moretón, snif.

Barry llevó el carro al mecánico, al regresar dijo que se le había descompuesto la espiroqueta de la chafaldrana y se fue no sin antes dejarme a buen resguardo en mi casita y darme un besito de consuelo.

Ni tarda ni perezosa me fui directo con el mecánico panzón que vive cerca de la casa y le pregunté si era muy caro reparar la espiroqueta de la chafaldrana del carro. El tipo se me quedó viendo sorprendido y se echó a reír, yo no sabía que los carros no tienen espiroquetas mucho menos chafaldranas.

Barry me tomó el pelo, eso no existe, todo por querer ayudarle, ahora cada que pase por el taller mecánico me va a dar mucha pena que el gordito me vea, con razón Barry no deja que toque su auto si no sé nada de ellos y me creo todo lo que me dice.

No puedo evitar mirar para otro lado cuando Doña Diabólica me ve con esos ojillos rasgados y su sonrisa burlona, snif, pero esto no se queda así Barry, se me va a poner morado, auch!

Espiroqueta de la chafaldrana ni que mis polainas, vaya ridículo que hice. Mañana le prepararé su café con sal en lugar de azúcar y me reiré de él, mi venganza será muy dulce, pinche Barry.








¨*La de la foto no soy yo no vayan ustedes a creer.

sábado, 9 de julio de 2011

Tres o más, los que sean yo aguanto porque si quiero puedo

Debía existir una ley que permitiera vivir con tres hombres a la vez sin que fuera adulterio, así viviría muy feliz al lado del neurólogo extremadamente guapo, él me cuidaría, me vería con esos ojitos de borrego a medio morir, me tranquilizaría dándome palmaditas, me tomaría la mano y me diría que todo está bien. Yo abrazaría su cuerpo tan delgado y recargaría mi cara en su pechito hermoso, o lo acurrucaría en mi frondoso pecho para que descansara de esas arduas tareas a las que está sometido, le pondría manzanilla en sus ojitos para que no los tuviera rojos por tanto trabajo y no dormir y nos divertiríamos mucho haciendo esos extraños ejercicios que me pone a hacer cuando voy con él.

Si permitieran eso, viviría también con mi Ángel de la Guarda. Sería muy divertido, me contaría muchos chistes para olvidar mis pesares, me abrazaría mucho, nos reiríamos tanto que la gente se nos quedaría viendo porque pareceríamos locos.
Nos iríamos a tomar cerveza, bueno él, yo tomaría tequila, me enseñaría a bailar I know you want me, que me lo recuerda mucho, haría muchas caras para hacerme reír. Yo lo abrazaría, lo abrazaría, lo abrazaría y lo seguiría abrazando hasta que se fastidiara.
Si viviera con mi Ángel de la Guarda el desmadre sería tal que nos correrían de todos lados por escandalosos, que cuando se trata de estar alegres soy la más alegre del mundo mundial.

También viviría con Barry, ah pero con él ya vivo no vale, emmm entonces me faltaría uno, mmm ¡Ya sé! mi Profe, él también está muy guapo, nada más que es muy serio. Cuando se trata de enseñar porque cuando se trata de echar desmadre es muy buena onda.

Entonces ya serían cuatro, y todavía me falta unos cuantos amiguitos que están de muy buen ver y mejor tocar, yo creo que mejor deberíamos vivir en una sociedad polígama, sería muy feliz con muchos maridos, así cuando el médico extremadamente guapo me diga algo que no me guste, lo mando a la chingada pero no muy lejos por si lo necesito de urgencia. Me voy con mi Ángel de la Guarda, a coger y a bailar que el mundo se va a acabar como dice él. Creo que a comer no porque si es casado a su esposa no le gustará, ni modo reiré solamente con él. Si a mi angelito precioso le da por regañarme por ser pesimista, entonces... me aguanto porque casi siempre tiene razón en hacerlo.

Y cuando todos tuvieran que irse porque entiendo que tienen que atender a su familia, yo me quedaría con Barry, deleitándome con esos deliciosos desayunos que prepara, jugaría con él, nos reiríamos mucho, haríamos el amor y sería muy feliz a su lado como lo soy ahora.

Creo que es hora de ir dejando los antidepresivos, ya me están haciendo ver visiones, pero que divertido sería vivir con todos ellos, a ver voy a imaginar como nos acostaríamos.
Barry en la orilla porque ya lo conozco, yo en medio del Ángel y del Profe porque están así como me los recetó el doctor, ellos me enseñarían lo que me falta si es que algo me falta claro y el neurólogo extremadamente guapo lo pondría en la otra orilla para verter mis conocimientos en él, si... Seguiré soñando.






viernes, 8 de julio de 2011

Jhon Cruz

.




Cuando lo vi nadando entre el agua turbia supe que era él, Jhon Cruz el nuevo beta que pasará a ser mi compañero en casa junto con los chihuahuas. Un pecesito rosa que llegó a mi vida el domingo.

Solitario, nadaba tranquilamente sin nada que le moviera su mundo interior. ¨Él es¨ le dije a mi hijo, ¨él es Jhon Cruz¨, enseguida le dije al dependiente que me lo diera, encerrado en una bolsa grande lleno de instrucciones lo llevé a casa.

Tuve problemas en ponerle el nombre algo que nunca me había pasado porque esta vez pregunté a mi familia  pero a nadie le gustó Jhon Cruz pero es mi pez así que..., mi hijo me decía que le pusiera Eugene Bernabé pero no me convencía.

Barry me dijo que lo llamara Cecito pero no le encontraba chiste, nadie puede llamarse Pez Cecito, P´Cesito  no sé a quien me recuerda, en fin. A Kiku no le pregunté, ¡Chin! se me olvidó, ni modo otra vez será, Jhon Cruz ya llegó a mi casa.

Todavía no se acostumbra a mi porque se asusta cuando me acerco. Come poco, ha de ser porque tiene la mitad del tamaño de mi querido Jason Enrique. Se esconde tras el arbusto cuando le doy una bolita no es como mi pecesito morado al que le daba de comer con mi dedito y no se asustaba, pero así es, sé que Jhon se acostumbrará a mi y tendrá su propia ¨pezonalidad¨ como mis demás betas.

Les presento a Jhon Cruz mi pecesito rosa.







jueves, 7 de julio de 2011

Cómo ser buena madre y no morir en el intento

.


¿Cómo se le ayuda a un corazón destrozado?
¿Cómo se le dice a una hija que hay más hombres en el mundo?
¿Cómo hacerle entender que el amor de su vida no era él?
¿Cómo decirle que no llore porque me parte el alma?
¿Cómo decirle que vendería mi alma al diablo por volver a verla sonreír?
¿Cómo decirle que lo único que puedo ofrecerle es poner su cabeza en mi pecho?
¿Cómo se ayuda a que la luz de sus ojos vuelva a brillar?
¿Cómo? si lo único que soy es esto poco que ve y que nada puede ofrecerle más que mi amor de madre.

Hoy toca en Escribicionistas

martes, 5 de julio de 2011

Abraxas, el canto de Lucybell y el hijo que gritaban, les hiciera Claudio

.




Parece un punto perdido en la rampa del Lunario del Auditorio Nacional, descansando solitario robándole los pocos rayos al sol que se asoma entre un cielo encapotado, está Abraxas, un minino que alejado de su madre inspecciona nuevos caminos, si son buenos o malos él sabrá qué hacer. Le puse por nombre Abraxas porque estoy leyendo un libro que bla bla bla.

Se despereza alzando su cuello mirando al cielo, se echa para atrás, luego para adelante, se sacude y empieza a caminar entre los rollos de la estructura del edificio, pareciendo que caerá a cada paso que da, pero haciendo malabares logra detenerse ante nuestra mirada atónita, se tira a tomar el sol hecho bolita antes que caigan las primeras gotas de una lluvia torrencial 

Abajo unos cuantos pares de ojos lo vemos, estamos esperando entrar al concierto del grupo chileno, Lucybell, favorito de Kiku desde hace tiempo, no quiso perder la oportunidad de escucharlos ahora que vinieron a México.
A mi solo me gusta el disco de Sesión futura pero los demás no mucho, pero como Kiku siempre me lleva a ver al papacito de Enrique Bunbury, accedí a ir con ella.

Estuvo un poco aburrido porque fue acústico el concierto, si sé es fan se disfruta o sea me aburrí. Durante este me entretuve viendo como una muchacha lloraba y zarandeaba a su novio cuando cantaron Milagro. Después otra pareja frente de mi se besaba como si fuera la última vez, mmmta no me dejaban ver al papucho de Claudio el vocalista, además que se besen enfrente de mi me da friki, aggg! no me gusta.

Kiku cantaba como poseída, me gustó verla disfrutar el concierto, desde que voló del nido es otra, la  jovencita que se fue hace casi un año no es la misma del sábado, pensé que le sería difícil sobrevivir sin nosotros pero a todos nos ha dado una grata sorpresa al ver lo madura que es y sobretodo lo responsable que ha salido, obvio se parece a su padre porque lo que es que yo...

Atrás de mi tres muchachitas  gritaban sin parar ¡Claudio házme un hijo! ¡Cote házme tuya! ¡Claudio te amo! y así sin parar, mis pobres oídos quedaron lastimados por los gritos agudos de semejantes especímenes que gritaban sin parar, mñeh ni modo es un concierto y hay que aguantar.

Me emocioné cuando cantaron Mataz, que es la mejor canción que les he escuchado, me la supe toda todita toda, también me supe Cuando respiro en tu boca, Tu sangre, De sudor y ternura y así y así y así...

Me gustó ir al concierto porque descubrí una nueva hija que estaba escondida debajo de ropas que no dejaban salir su belleza, me gustó ir porque recordé las épocas de Lucybell con Kiku en el departamento. Y también porque viendo a Abraxas me di cuenta que uno puede andar solo por la vida y las elecciones que uno tome durante estas serán solo responsabilidad propia, como la que hoy tomé.

Y ya
es todo
la vida sigue...







lunes, 4 de julio de 2011

No entiendo, ¿Será que piensan que ya no...? ¡Achis!

.






No entiendo.

El sábado fui a un concierto con Kiku, un tipo a la entrada  les daba algo a las personas que revisaba, sobrecitos rojos con amarillo, me di cuenta que eran condones. Entiendo que se los regalan a los jóvenes para que se protejan, prevengan embarazos y patatí patatá, lo que no entendí es porque a mi me dieron una pulserita.

¿Será que piensan que ya no cojo ni un resfriado?





viernes, 1 de julio de 2011

Sustituyendo afectos y enterrando peces








Ayer murió Jason Enrique, el pez beta que durante tres años estuvo conmigo. Me gustaba porque cuando bajaba las escaleras, se ponía a nadar al rededor de la pecera porque ¨sabía¨ que le daría dos bolitas de comer o tres si tenía hambre, le daba una bolita chiquita, le buscaba siempre las más chiquitas para que se las pudiera tragar.

En ocasiones me asustaba porque se quedaba dormido en lo alto de un arbusto artificial que tenía en la pecera, a veces se quedaba dormido todo el día, pensaba que estaba muerto, lo movía con mi dedito y se despertaba, entonces respiraba aliviada.
Cada domingo lavaba su pecerita, la llenaba con agua de garrafón para que la de la llave no le hiciera daño, lavaba bien sus arbustos con un cepillito mientras en un tazón ponía a Jason Enrique al sol para que se calentara un poquito.

Ayer ya no se movió, lo vi en el fondo de la pecera, me llamó la atención porque no se alegró cuando bajé, le piqué las costillas, bueno lo piqué y no se movió, mi pececito se murió, se quedó con la boca abierta en el rincón de la pecera que fue su hogar tres años, cerca del la mantarraya de plástico que lo acompañaba para que no se sintiera solo.

Lo voy a enterrar en la maceta del malvón, cerca donde enterré a Roberto que a su vez está enterrado en la otra maceta justo a donde enterré a Mauricio.

Me puse a pensar que son tres peces los que he tenido, cuando uno muere compro otro, pienso que si así fuera con la gente no sufriríamos tanto cuando se murieran porque habría otro que lo sustituyera, sufriríamos poquito no más pero llegando el domingo compraríamos otro y lo cuidaríamos igual o mejor hasta que muramos, si así fuera de fácil el recuerdo no nos dolería tanto.

Voy a envolver a Jason Enrique en una servilleta blanca como con los otros, parecerá ridículo-últimamente hago cosas ridículas- pero es mi pececito morado, mi pez beta que tanto quería.

Requiescat in pez mi pececito morado.













*La foto es de Roberto, perdí la de Jason Enrique snif.

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje