Páginas

viernes, 20 de octubre de 2017

La muy muy fascinante

En lugar de ponerme a saltar de gusto como canguro brinque y brinque no, aí va la MaLquEridA y su intrínseco comportamiento. Mi hija me mostró el video donde por fin después de tanta espera se muestra el brazalete inventado por un estudiante para que los pp volvamos a la "normalidad". ¿Se imaginan lo que sería volver a ser yo? Yo no soy yo, soy una pp. La cosa es que Laura con su mejor sonrisa sin decirme de qué trataba me mostró un video. En este se veía gente hablando del cambio producido en su vida a raíz de la aparición del puto Parkinson. mientras hablaban la cámara hacía tomas de los pies, manos y cara de los enfermos. Para ese entonces mi mente trabajaba a diez mil revoluciones por minuto. Ah caray me dije a mi misma, ¿Cuándo lo grabaron? No recuerdo a menos que no me haya dado cuenta que fuera grabada. Tampoco recuerdo haber hecho pruebas con el brazalete. El video seguía corriendo. A Laura la alegría se le iba esfumando. Mi cara comenzaba a reflejar decepción. ¿Adivinan la razón? ¡Exacto! Porque no salí en el video. Aclaro que nadie me dijo que saldría ahí, luego entonces no hay nada que reprochar -banalidades al calce- dijeron que haría pruebas con el brazalete eso sí. Tampoco hubo promesas de ningún tipo. He ahí la importancia de llamarme Flor de María. El ego da cabida a todo. Entonces señoras y señores, el video se terminó ante mi mutismo. Laura cerró su computadora muy triste por mi reacción. tengo el grave defecto de dejar que mis emociones tomen por asalto mi cara al primer descuido. No las sé ocultar. En la vida esto me ha traído muchos problemas. Cuando me daban un obsequio la boca decía "muchas gracias qué lindo" pero mi cara decía "¿Esto qué?". Hiero con mis palabras -lo sé, lo sé- pero cuesta un huevo y la mitad del otro disimular. Que me caiga un rayo si miento. Empecé hace poco el camino del aprendizaje de mi condición humana. Cambiar de forma de ser lleva su tiempo. "Tantos años de marquesa y no saber mover el abanico". Salir de los ignotos silencios cuando me enojo, reconocer cuando yerro, me está costando pérdida de amigos, abandono de querencias, adioses de ingratitud, eliminación de tantos porqués. A días de haber sucedido este vergonzoso capítulo con mi hija sobre mi reacción del video, reconozco que es más sencillo seguir siendo yo a cambiar. Soy muy aferrada, si digo negro es negro y haganle como quieran, pero -malditos peros- elegí cambiar se senda. El siguiente paso es ofrecer disculpas a Laura. Me va a costar un huevo. Ni modo es el precio a pagar por mi insensatez. Si tuviese que pagar mis errores el infierno sería poco. Entonces señoras y señores, niñas y niños, toros y vacas voy a hacer lo que corresponda. El camino es largo, espero si es que hubiese recompensa por ser buena persona que el cielo no sea mi premio. Sería muy aburrido tratar con puros angelitos. Las ala me estorbarían para volar además mantener bllamca la túnica de alma buena sería como si me dijeran: Quédate sentada y no te muevas ¡¿Pos cómo!? Deseo-sin esperar- que el diablo no lea esto porque si no me dará la espalda y eso señoras y señores no es cool.

lunes, 16 de octubre de 2017

Días extraviados

La semana pasada perdí un día. Lo extravié en algún lugar de la cabeza. Mi enmarañado pelo hace nido los pensamientos. Nido de pájaros escandalosos. El día que perdí lo encontré por la tade ya cuando no servía de nada. ¿De qué sirve vivir un día que todos ya vivieron? Es desfase. No estoy en sintonía. Hoy estuve a punto de perder el lunes. Cuando abrí los ojos sabía que era martes u otro día. Cuando desperté después de haber vagado por el mundo onírico las horas se acomodaron en cámara lenta. 11.30pm, 4.25am, 6.15am. Estas pastillitas tienen el don de hacerme perder la ubicuidad. Este martes no tenia la cara de tan sin embargo. Recordé el desayuno-comida en familia. El desvelo del sin-saber, la tarde amodorrada de los tres. Los enojos, los problemas de los días desacompasados. Los silencios ante mis amigos. "La fe es un grave sufrimiento, es como amar a un extraño en vano..."canta Enrique en mis recuerdos. La fe es un sentimiento extraño recién adquirido. La fe permitió que Bruno me abrazara. La fe permitió tener un fin de semana de chicas agradable. "Abuela tú eres chica de tamaño pero no de edad". Voy con cautela sobre la fe. No le he dado poder suficiente por si falla duela poquito. Hoy es lunes con cara de martes. Volveré a dormir, quizá cuando despierte, las horas se hayan acomodado para que el lunes vuelva a tomar el lugar perdido. Los problemas han hecho mella en algún lugar del cerebro. A veces consigo resolverlos con un artilugio mágico. Otras veces sólo duermo. El hombre sin memoria se quiso suicidar pero olvidó cómo hacerlo. Entresijos de colores adornan su mundo y el mío. Nunca fue tan nuestro como ahora. Volveré tal vez a corregir errores del escrito de hoy si la tendencia permite hacerlo. Si no vuelvo es que encontré mi lunes perdido en las manos del Señor.
Acomodar recuerdos en el desván de las derrotas. Comenzar por no olvidar los gratos. Mente selectiva dicen. Lo que diga poco importa. Valor de lo perecedero.

miércoles, 11 de octubre de 2017

¿Qué crees?

Mañana será un mes en el que desahuciaron a mi Alter Ego perro. Benito Tiki por tercera ocasión dejó con un palmo de narices a la muerte.
Se puso muy enfermo de un momento a otro. Adelgazó como si alguien hubiera comido sus carnes. Ya he dicho que cuando alguien enferma en casa el más grave va al médico. Digamos que siempre tengo esa suerte. Esta vez cambié mi visita al especialista por llevar al veterinario a mi perro. No, no tengo buen corazón simplemente es sentido común. El Alter está viejo, necesita cuidados y yo... pues ya sabemos que de alguna manera se resuelven los problemas de salud.

Lo llevamos al veterinario un día 12 a pocos días de la pérdida de mi otro chihuahua. Era tal el estado de Tiki que enterneció a la médica. Lo revisó de todo con bozal de por medio. Tiki no tiene dientes pero muerde y duele hasta el último de tus te quieros.

-Está muy mal- dijo la doctora. Insuficiencia renal, hernia discal, soplo en el corazón aunado a la vejez lo hacen no apto para operarlo. Lo mejor es dormirlo. Se ve- continuó- que lo han cuidado muy bien para la edad que tiene y por lo que se ve lo quieren mucho, no hay otra opción.




Benito Tiki mi Alter Ego perro.



-Denle lo que quiera de comer, sáquenlo a pasear, consiéntanlo, cuídenlo de los chiflones de las ventanas y puertas, Tiki no está produciendo su propia temperatura hay que mantenerlo abrigado.

Voy a aplicarle una inyección para que puedan despedirse de él. (Para mi familia las mascotas no son tales son miembros de la familia y como tal los tratamos).

Con lágrimas inacabables Laura y yo nos llevamos a nuestro perro. Por obvias razones la decisión recayó en mi. Es mi compañero en estos últimos años. Tenemos un vínculo indestructible por esa razón ¨hicimos¨ -él y yo- un pacto. Cuenta la leyenda que en la vida se tiene que cuidar un perro para que al morir este sea el encargado de ayudar a cruzar el río que separa la vida de la muerte. En mi caso Tiki será el que me acompañe. (No se rían, esto es serio, conservo dentro de mí algunas creencias de mis ancestros aztecas).

Yo fui más allá. ¨Hablé¨ con mi perro para acordar que el que se muriera primero vendría por el otro. Por la mirada del Alter Ego su muerte no está muy lejana. Están en lo correcto señoras y señores Tiki no se murió. Dado que reaccionó favorablemente al medicamento lo llevamos al día siguiente al veterinario. La doctora le aplicó esta vez una inyección con morfina para darle un poco más de tiempo y todos pudiésemos verlo.

Nada, igual que las veces anteriores Benito Tiki le azotó la puerta en la nariz a la huesuda. Supimos que estaba fuera de peligro cuando sin pensarlo brincó para morderme mi manecita. Desde que enfermó se había vuelto callado. Un ser invisible habitante de mi casa dormido bajo una cobijita blanca.

Pues eso nomás, el Alter Ego sigue vivo ante el asombro de todos. La doctora ha dicho que le demos una buena vida y que ahora que está disfrutando lo durmamos. No haremos eso. Mi perro está feliz. Ha recobrado el apetito -el peso no- brinca, ladra, muerde, en fin está vivito y coleando.

Puede ser que me esté esperando para irnos juntos no lo sé pero mi Tiki me ha enseñado a vivir a pesar de que de pronto todo esté en contra. Con él a mi lado nada me asustará cuando llegue al inframundo.

Y ya eso es todo, chido ¿No?




















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje